A partir de 1997, el grupo se propuso proyectar sus actividades en diversos países de Latinoamérica. Salió a la conquista de nuevos mercados, en los que el sello TECSA ya es ampliamente reconocible, asociado con operadores locales.
Ya en el 2007 la compañía ingresó al mercado uruguayo, donde ha construido más de 30 proyectos inmobiliarios en Montevideo y Punta del Este, diez de ellos categoría Premium, en asociación con Atijas-Weiss. Actualmente, se están ejecutando los edificios Bilú, Ocean Drive e Imperiale. Por otra parte, se han desarrollado importantes obras de equipamiento urbano, e industriales, obteniéndose una exitosa participación en la planta de celulosa Botnia, en Fray Bentos.
Al mercado peruano, la compañía ingresó en 1999, y a la fecha se han ejecutado numerosas obras. A través de TECSA - ICCGSA, se han desarrollado obras industriales y mineras. En la actualidad, a través de TECSA - COSAPI, existen proyectos de retail, comerciales y mineros.
En Argentina, en tanto, se han desarrollado obras habitacionales desde el año 2000 en la ciudad de Buenos Aires, destacándose el proyecto Torres Renoir en Puerto Madero.

En su esfuerzo por explorar nuevos mercados, TECSA está orientando sus esfuerzos en el mercado colombiano y en el desarrollo de nuevos proyectos en Perú.
En el país cafetero, se concretó la asociación con AIA, empresa local especializada en arquitectura e ingeniería, que le permitirá participar en proyectos para el sector retail, como centros comerciales y otras obras civiles.
En Perú, en tanto, a través de ARTECO, se estudia la ejecución de proyectos habitacionales destinados a segmentos medios.